Blogia
Caro Diario

WOMADRID

WOMADRID

ÉL/LUI. Por primera vez llegaba el WOMAD a Madrid y todo indica que se va a convertir en sede fija de este festival que se mueve por el mundo desde 1982.
WOMAD son las siglas de World of Music Arts and Dance (el mundo de la música, el arte y la danza). Fundado por Peter Gabriel, con el fin de dar a conocer la música del mundo por todo el globo con el fin de demostrar que "la música es un idioma universal que reúne a la gente y demuestra, tanto como cualquier otra cosa, la estupidez del racismo".
En España se celebra desde hace trece años en Cáceres y desde hace diez en Las Palmas de Gran Canaria. Mis deseos de ir a Cáceres a verlo allí, rodeado de la impresionante belleza de la ciudad y su ambiente nocturno nunca se pudieron cumplir (de momento) aunque ahora, dado que la montaña vino a Mahoma, no se podía dejar escapar la ocasión de acudir por primera vez y así decidirme a ir a Cáceres en una de las próximas ediciones.

Solo podía ir un día, así que junto a cinco amigos, decidimos que el sábado era el mejor día para disfrutar del festival desde primera hora de la tarde, al que llegamos sobre las 18 y continuamos hasta la medianoche sin parar de movernos de un escenario a otro. Los conciertos que pudimos ver fueron:
N'Faly Kouyate & Dunyakan (Guinea): Un sonido muy tradicional a base de percusiones y un bajo, bastante animoso que sirvió para ir entrando en ambiente.
Akim el Sikameya (Argelia/Francia): El primer plato fuerte de la tarde-noche llegó enseguida con este cantante franco-argelino, afincado en Marsella, y su banda, impregnada de ritmos con influencias de cantantes como Khaled y Cheb Mami y de grupos como Mano Negra y Zebda que animaron al público a saltar, bailar y cantar.
NJava (Madagascar): El quinteto Njava mostró una doble faceta musical, desde las melodías basadas en la voz a ritmos electrónicos y dub. Mención especial a las dos cantantes (hermanas) que supieron mover al público con mucho oficio sobre el escenario.
Bill Cobham (Estados Unidos): Está considerado uno de los mejores baterías y percusionistas del mundo y no es para menos. De echo, probablemente es el único, si no de los pocos, batería lider de una banda de jazz. Toca en WOMAD desde 1992 y ayer hizo una exhibicón en solitario impresionante. Durante una hora tocó la batería sin pausas pero con continuos cambios de ritmo e incluso usando su voz como una percusión más.
Buika (España): Con un estilo que podríamos denominar afro-flamenco, el concierto empezó con canciones lentas muy próximas al cante jondo que apagó nuestro estado de ánimo después de tres conciertos de grandísimo nivel, aunque poco a poco fueron apareciendo melodías de guitarra, hip hop e incluso derivando a música electrónica que recuperó nuestro ánimos.
Enrique Morente (España): Que quereis que os diga. A mi el flamenco siempre se me ha atragantado un poco, sobre todo el cante jondo pero me recomendaron verle en directo. Durante las pruebas de sonido estuvo muy animado y divertido, pero una vez empezó el concierto de verdad, el lirismo del cante llevó nuestros cuerpos a encontrarse con el cansancio acumulado de cinco conciertos y evitó que viésemos el último que queríamos, el del senegalés Daara J.

En resumen un gran festival, muy bien organizado y que por lo menos seguiremos viendo en Madrid dos años más, aunque según anunciaron, pinta que se va a quedar. Como decía la publicidad Si vienes a Madrid, ya eres de Madrid.

Se añadirá documentación gráfica en los próximos días.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres