Blogia
Caro Diario

Sullivan's Travels

Vacaciones - Sardegna 2010

 

Pero que conste que ya hemos vuelto... 1800 km. en 11 días... Alghero (Alguer), Cagliari, Bosa, Tortolí, Arbatax y una gran cantidad de playas y lugarés de interés histórico-cultural.

Las distancias aquí son bastantes más largas que las que existen en las Baleares, por lo que nos hemos dejado muchas cosas en el tintero que visitar y que dejamos para un futuro viaje, ya que repetiremos sin lugar a duda.

En los próximos días iremos recopilando las actividades principales de cada uno de los días de nuestro viaje para que puedan servir de ayuda a próximos viajeros que quieran pasarse por allí. Nosotros el viaje lo hicimos con Grimaldi desde Barcelona a Porto Torres. Económicamente no salía caro y evitábamos las temidas huelgas de controladores o personal del aeropuerto que siempre aparecen por estas fechas. Si hubiéramos llevado coche, entonces sí que hubiera salido barato, pero nuestro R11 no está para esos trotes, así que alquilamos un Fiat Panda que nos salió muy bien y batallamos contra los salvajes sardos al volante que son una jauría y pueden quitarle a más de uno las ganas de conducir por un tiempo.

Álbum de fotos en Flickr.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Dani y Cris contra el volcán

Eyjafjalla

¿Quien iba a decir que un volcán situado en Islandia se iba a interferir en nuestras vidas?

Pues resulta que la erupción del Eyjafjalla, que está dejando los cielos de todo Europa lleno de cenizas, provocó el cierre de varios aeropuertos del norte de España y todos (al menos los importantes de Cataluña) y dado que estábamos de fin de semana en Madrid, pues suponía un problema al haber viajado por vía aerea.

Nos avisó la compañía (Vueling) por sms de que el vuelo estaba cancelado por el cierre de aeropuertos. Esto ocurrió sobre las 12:30 de la mañana. Íbamos en esos momentos a visitar a unos amigos que han sido padres recientemente y al final tuvimos que dedicar parte del tiempo a mirar por Internet cómo estaba la situación.

Tras confirmar los cierres y que Vueling nos ofrecía un cambio de billete o el reembolso  decidimos ver si había otras opciones razonables de precio. Pero en tren no había plazas para el domingo y para el lunes sólo quedaban billetes de los de primera clase. La página de empresa de autobuses ALSA no cargaba y el alquiler de coches para ese mismo día, sólo quedaban furgonetas y coches de gama alta (unos 600€ el alquiler por un día).

Volvimos a casa y nos enteramos que la borrasca empujaba de nuevo hacia el norte a la nube volcánica y por lo tanto Aena ordenó la apertura de aeropuertos desde las 15:30. Así que llamamos a Vueling (pensando que tardarían horas en cogerlo) y después de tan solo un par de minutos de espera una operadora tomó el número de vuestro vuelo (salía a las 20:40) y nos confirmó que nos avisarían de si el vuelo operaría.

Sobre las 18:00 recibimos la llamada de Vueling indicándonos que el vuelo saldría (simultáneamente casi recibí un sms con la misma información), así que nos pusimos rumbo al aeropuerto el cual estaba desértico. Parecía que eran las 12 de la noche y los paneles llenos de cancelaciones. Todos los vuelos a Barcelona de antes de las 20h estaban cancelados pero a partir de esa hora sólo ponía que iban retrasados. El nuestro a las 21:50. Bueno al menos en principio podríamos dormir en casa e ir a trabajar al día siguiente. Y si no llega a ser porque mucha gente no se quedó cerca de la puerta de embarque probablemente hubiéramos salido un poco antes, pero al menos a las 23:30 estábamos en casa. Ninguna queja de Vueling, a media mañana ya tenían en la web el formulario de reclamaciones y por teléfono comunicamos con ellos de forma fácil y rápida. Nada habitual en estos tiempos. Dani y Cris contra el volcán. 1-0. Aunque no estaría mal darse un garbeo por Islandia...

Sobrevivir a Ryanair (o cómo cambiar el chip si vuelas con ellos)

Ya habíamos oido hablar de los problemas que Ryanair (compañía aerea irlandesa de low cost) con el tema de los equipajes en sus viajes. Pero esta vez lo hemos vivido en nuestras carnes.

Planteamiento: o porqué optamos por viajar con Ryanair.

Pues lógicamente y como casi todo el mundo por un tema de precio. Resulta que para volar a Bologna (perdonad que lo ponga en italiano, pero Bolonia me suena mal) teniamos solo tres opciones.

  1. Volar desde Barcelona el Prat con Iberia directos a Bologna por unos 330€ dos billetes.
  2. Volar desde Girona a Bologna con Ryanair por 180€ dos billetes (sólo una maleta) + desplazamiento en bus a Girona (24€ dos personas). La vuelta en coche (5€ peaje).
  3. Volar con escala en Madrid por 150€ pero 6 horas de viaje sin contar desplazamientos entre aeropuertos, cuando el vuelo directo es 1h10m.

Opción 2 seleccionada.

Nudo: o lo que conllevan los viajes a Italia para nosotros.

Yo tengo raices italianas muy profundas, tanto, que tengo doble nacionalidad. A LEI le encanta casi todo lo italiano (excepto Berlusca gracias a Dios).
Cuando yo era pequeño, en España no se encontraban facilmente productos italianos, pero mi padre que iba un par de veces al año siempre traía una maleta llena de pasta Barilla o Buitoni, galletas de Il Mulino Bianco (hubo un tiempo que las comercializaron aquí), en Navidad alguno de los dulces típicos, etc. Pero él viajaba en tren, así que no había mucho problema con las maletas.
Ahora aquí se encuentra pasta de todas las marcas italianas con facilidad, no solo Barilla si no otras de más calidad como De Cecco, Voiello o Garofallo, pero hay muchas especialidades que son difíciles de conseguir, como las orecchiette, troffie, casarecce, bucatini y tantas otras que hay de ciertas regiones(cada una tiene al menos una). Siempre nos gusta comprar algunas de estas. Las galletas del Mulino Bianco me recuerdan mi infancia, y aparte son deliciosas, así que nos gusta traer, y aparte las que nos encargan familia y amigos.
Y luego están otras cosas como quesos, algún embutido, etc. Que también se encuentran aquí, pero allí los compras a mejor precio. Esta vez compramos un trozo de parmesano, una mortadela (denominación de origen Bologna), un par de cajitas de tomates secos y un paquete de 100 gramos de funghi porcini (ceps/boletus).

No solo el hombre (y la mujer) se alimentan de comida, aparte de todas las visitas culturales (nuestro horario era intenso, nos levantamos todos los días  a las 8 de la mañana y no pisabamos el hotel hasta las 19h/20h)  también compramos libros, una película, unas revistas, las guías de las visitas que hicimos. En fin... que nos desmelenamos, pero entonces no sabiamos que nos topariamos con Ryanair y sus limitaciones distintas al resto de compañías.

Al llegar al aeropuerto, con la maleta llena y las mochilas de mano ligeritas, llega la hora de facturar. Al pesar la maleta tenemos 23 kilos y la chica nos indica que tenemos exceso de equipaje. Los dos pensamos internamente que 3 kilos eran faciles de reubicar, pero en eso nos recuerda que el límite es de 15 kg y son 20€ por kilo de exceso. Nos quedamos blancos. 160€!!! Ya veíamos todas las galletitas en una papelera o vendiéndo 3 paquetes por un euro a la gente que andaba por allí. "El equipaje de mano pueden ser 10 kilos" nos dice también la azafata. Bueno, que no cunda el pánico, para alguien que ha jugado al tetris tanto esto no debe de ser un problema, pero en el tetris no entraban en juego los pesos de las piezas, así que nos retiramos a un lado del aeropuerto y comenzó nuestra operación mortadela.

Desenlace: o cómo ingeniárselas para reducir 8 kg una maleta.

Teníamos un pequeño handicap. LEI llevaba una mochila normal de esas de unos 8 litros de capacidad, pero yo llevaba una de las pequeñas del Decathlon, de 4 litros. Hicimos varias pruebas, primero reducimos a 17,2 kg, después aumentamos a 17,8 kg. Algo iba mal. Nos alejamos mal y tomamos medidas desesperadas. Yo me puse más ropa. Me guardé en un bolsillo del abrigo el Dylan Dog, en el otro los libros y el dvd, el trípode en el bolsillo interno, LEI se guardó el queso en el bolsillo interno de su abrigo. La mortadela dió mil vueltas. Al final, dado que teníamos una bolsa de super grande con los paraguas mojados, optamos por meter mi mochila en la bolsa y el exceso de paquetes también y hacer un nudo a la bolsa.  Habíamos mirado si había alguna tienda que vendiera trolleys o mochilas, pero nada. Ese era mi equipaje de mano, una bolsa de supermercado. Pesamos la maleta y lo teníamos... 13,7 kg !!! Nos daba margen para aligerar la bolsa. Última prueba 15,00 kg. Lo habíamos clavado, sólo esperábamos que la cinta en la que pesábamos la maleta estuviera bien calibrada. Los bolsillos de los abrigos llenos y yo con exceso de ropa, hasta pensé en ponerme el pijama. Mucho calor. Llegamos al mostrador de facturación y teníamos 15,1 kg. Le decimos a la azafata. -"C’è l’abbiamo fatta". Pesamos las bolsas de mano y la de LEI 6 kg. La mía 7 kg. -"Bravi", nos contesta ella. Operación mortadela llevada a cabo con éxito. Eso sí, muertos de calor y con los bolsillos llenos.

Epílogo: últimas reflexiones

Lo cierto es que compramos mucho y no recordábamos lo de los 15 kg. Al llegar a casa se nos ocurrió pesarlo todo individualmente y sumamos un total de 12,595 kg. de compras. 9 de ellos de comida. Aquí está la foto.

Compras en Italia

Por decir algo en favor de Ryanair, los dos vuelos con una puntualidad escrupulosa. Incluso la vuelta con adelanto. No sabemos si siempre será así, pero no recuerdo haber hecho yo dos vuelos seguidos puntuales. Pero por contra, desde que te subes al avión hasta que te bajas te bombardean con productos para que compres algo. Empezando por el servicio bar, del que te detallan la carta en tres idiomas distintos, cigarrillos sin humo para adictos a la nicotina, perfumes y regalos, tarjetas telefónicas de prepago y hasta lotería del tipo rasca y gana. En un vuelo de 70 minutos, cada 10 minutos te tratan de vender algo.

Conclusión:

Si tenemos que viajar con ellos, debemos cambiar el chip. Aunque vayamos a Italia.

Y otra vez de viaje

Y es que no podemos estarnos quietos, así que de nuevo a hacer maletas (grande y medio vacía) y nos liamos la manta a la cabeza y al cuerpo que hará frío y nos vamos a...

Bueno, no creo que nos traigamos una mortadela entera, porque igual uno de los dos tenía que quedarse en Bologna, (aka Bolonia) pero disfrutaremos de la capital emiliana, su casco histórico, sus monumentos y su ambiente universitario durante cuatro días, aunque también aprovecharemos para hacer una escapadita a Ferrara, localidad a escasa media hora en tren.

Noticias proximamente.

Día 12 - Cala Sa Mesquida

Volviendo y ya acabando con las playas menorquinas, hoy le toca el turno a la cala de Sa Mesquida, localizada en una urbanización del mismo nombre en el término municipal de Maó, en dirección norte hacia el Parque Natural de Sa Albufera d’es Grau.

Localización de Sa Mesquida

1. Localización de Sa Mesquida

Este día tampoco amaneció muy bien, pero al igual que el anterior, en la zona sur estaba despejado... cosas de la climatología...

2. Cala Sa Mesquida

La cala no es muy grande, pero tiene acceso semi directo con el coche y es que aunque antes sí se podía llegar a pié de playa, ahora está cerrado y hay habilitado un pequeño parking que si no se llega pronto, habrá que dejar el coche en la urbanización, aunque tampoco es una gran distancia andando, quizá unos 20 minutos como mucho. El único vehículo que tiene acceso a la playa es una furgoneta de helados de un italiano que lleva muchos años "faenando" por allí. Va dos veces al día y cuando llega hace sonar una campana que lleva consigo para alertar de su presencia.

Una torre de vigilancia del siglo XVIII preside la cala de arena fina y aguas muy limpias. Vamos, la tónica general de Menorca.

Luego por la tarde fuimos de nuevo, como el día anterior, a es racó fondu, que será con lo que concluiremos este  monográfico playero.

Día 11 - Platges de Algaiarens (La Vall)

Tenía que ocurrir, que algún día hiciera malo. Es inherente a toda época vacacional. Pues esto nos ocurrió el penúltimo día, aunque parcialmente. Seguid leyendo y sabréis porqué. Lengua fuera

Localización de Algaiarens

1. Localización de Algaiarens

El día se levantó por nuestra zona (sur-este) un poco movido. Hacía viento y estaba nubladillo, así que decidimos ir hacia el norte a una de las playas clásicas que nos falta, la de Algaiarens (que nos pasamos todo el viaje llamándola Algaraies hasta que no lo vimos escrito).

Estas playas pertenecen al término municipal de Ciutadella y su acceso es por la carretera de Cala Morell hasta que comencemos a ver indicaciones hacia La Vall, que es el nombre de la primera playa de la zona. Pero a medida que íbamos hacia allá el cielo parecía más grisaceo.

Cuando llegamos, para variar por un estrecho camino por el que sólo cabía un coche y además mucha gente tocaba retirada por el tiempo, por lo que nos los encontrábamos de frente, nos encontramos con mucho viento y por primera vez bandera roja. Lo cierto es que el tiempo no invitaba nada a bañarse, así que no lo hicimos. Nos plantamos allí, hicimos algunas fotos, pero empezó a soplar un viento que hacía que la arena parecieran pequeños proyectiles que chocaban contra nosotros, así que nosotros también recogimos los bártulos y nos fuimos.

De aspecto la playa tenía muy buena pinta, del estilo de las calas del sur, con bastante vegetación, pero no pudimos disfrutarla.

2. Fotos de Algaiarens

De vuelta, contrariados por no poder bañarnos, fuimos a un sitio que nos recomendaron conocido por los lugareños como "la olla" y oficialmente com Es Racó Fondu (El rincón fondo). Allá hacía sol y nos pudimos bañar como si lo hicieramos en un acuario. Más información en los próximos días.

 

Día 10 - Cala Presili

El décimo día lo dedicamos a visitar los dos cabos más importantes de la isla. El Cap de Cavallería, de gran altura y el Cap de Favaritx, mucho más bajo y con playas alrededor. Ahí fuimos con la intención de ir después a la Cala d’en Tortuga pero acabamos en la Cala Presili, debido a la inexistente indicación que había en la zona, pero a pesar de ello mereció la pena.

Localización de Cala Presili

1. Localización de Cala Presili

Si vamos desde Maó, llegar es sencillo. Existe un desvío en la carretera que va hacia Fornells. Esa carretera pronto pasa solo a tener un carril y aunque el tráfico no es intenso conviene ir con tranquilidad debido a que hay bastantes cambios de rasante que dejan poca visibilidad.

Antes de llegar pasamos un portón que nos marca que entramos en el Parque Natural de S’Albufera des Grau, en su vertiene norte. Aquí el camino se hace más estrecho pero asfaltado hasta el final, aunqque hay pequeñas esplanadas a los lados relativamente frecuentes para poder maniobrar con el coche o dejarlo y seguir andando.

La flora es basicamente matorral bajo entre granito y pizarra. En el lado izquierdo había una cala de roca toda de pizarra que resultaba muy curioso el contraste. Hacia el lado derecho estaban los caminos hacia la Cala d’en Tortuga, pero al no haber indicaciones, nos metimos por otro y acabamo en Cala Presili, muy pequeña pero con poca gente, agua muy limpia y una vista del faro muy chula. Cala d’en Tortuga, quedaba a la derecha de esta y pudimos verla desde el agua y vimos que era muy parecida a esta pero una tres veces más larga que Presili.

2. Fotos de Cala Presili

Día 9 - Cala Galdana

En Cala Galdana ya estuvimos el día que fuimos a Cala Mitjana. La vimos desde uno de los miradores que hay en la parte alta del acantilado (la primera foto) y bajamos luego para comer algo antes de volver a casa, pero no nos habiamos bañado en sus aguas, así que para poder opinar, había que volver.

Localización Cala Galdana

1. Localización de Cala Galdana

Cala Galdana es una urbanización que pertenece al municipio de Ferreries, en la vertiente sur de la isla.  Hay mucho complejo hotelero y la playa está al lado, por lo que seguramente es una de las más masificadas de la isla. A lo largo de todo su línea de arena hay hamacas y sombrillas pertenecientes a los hoteles, por lo que aunque no haya mucha gente da la sensación de que está siempre muy llena.

Aparte de esto, es una cala muy cerrada, por lo que las aguas permanecen muy tranquilas y es poco profundo, lo que lo hace ideal para familias con niños.

El entorno natural es espectacular por el acantilado que tiene en el lado izquierdo, pero todas las construcciones desmerecen un poco a la zona..

2. Fotos de Cala Galdana

Día 8 - Cala Pregonda

Volvemos al norte de la isla a una de las calas más singulares. Cala Pregonda está situada en el término municipal de Es Mercadal, cerca del Cap de Cavallería pero no es fácil llegar, ya que no tiene acceso desde ninguna de las carreteras principales.

Localización de Cala Pregonda

1. Localización de Cala Pregonda

Una opción es desde Fornells, tomando el camino hacia el Cap de Cavalleria (más adelante está indicado) o desde Es Mercadal, entrando en el pueblo existe una indicación que marca Platges Nord (playas del norte). Iremos en ambos casos por unas carreteras de sentido único y con multitud de cambios de rasante, por lo que hay que extremar las precauciones.

Cuando se llega a un camino muy ancho de piedras y polvo esto indicará que estamos cerca. Aproximadamente 1 km después se llega a la zona de aparcamiento gratuito. El resto se hará caminando.

Al lado del aparcamiento hay un restaurante (sólo hay este en varios km. a la redonda) a unos precios muy competitivos, por lo que si se quiere comprar un bocadillo o tomar algo, es perfecto.

En primer lugar pasaremos por una marisma que va a dar a la cala de Binimel·la

Marisma de Binimel·la

2. Marisma en Binimel·la

Marisma de Binimel·la

3. Fauna en la marisma en Binimel·la

Cala de Binimel·la

4. Cala de Binimel·la

A partir de ahí giramos a la izquierda y una vez crucemos la primera cala, el paisaje se vuelve marciano, y es que la arena pasa a tener un color rojizo como el de las pista de tenis de tierra batida. Y además la claridad del agua hace mayor contraste, con lo que el efecto es impresionante. El camino es de una media hora aproximadamente para llegar a la cala principal de Pregonda (antes está Cala Pregondó) en la que hay tres casas particulares que violan claramente la ley de costas y por lo visto pende de un hilo el que sigan ahí. Al ser de dificil acceso hay poca gente, por lo que se puede disfrutar de una playa impresionante con unas formaciones rocosas muy interesantes y la vista al fondo del Cap de Cavallería con su faro. La mejor de todas las playas en las que hemos estado. Merece la pena ir.

5. Fotos de Cala Pregonda

Día 7 - Platja de Sant Tomàs

De vuelta al sur, el séptimo día buscabamos una playa cercana y elegimos la de Sant Tomàs.

Localización de Sant Tomàs

1. Localización de Sant Tomàs

No hay mucho que añadir en relación a lo comentado en el artículo relacionado con Sant Adeodat. La playa de Sant Tomàs está en la zona hotelera de la urbanización que pertenece a Es Migjorn Gran. Pero a pesar de los hoteles y de que estaban llenos, la playa estaba bastante vacía. Por lo visto hay mucha gente (en general turistas extranjeros) que debe preferir estar en la piscina del hotel. Algo incomprensible pero mejor para nosotros, de esta forma se puede disfrutar de mayor tranquilidad.

2. Fotos de Sant Tomàs

Día 6 - Cala de Na Macaret

Y al sexto día... tocó ir al norte.

Localización de Na Macaret

1. Localización de Na Macaret

Na Macaret es un pequeño pueblo que pertenece al término municipal de Es Mercadal y está bastante cerca de Fornells (cuna de la caldereta de langosta). Ese día visitamos por la mañana Fornells y alrededores y luego fuimos a este pueblo que tiene una cala muy cuca dentro del pueblo pegada al puerto de pescadores. Ideal para ir con niños por lo recogido que está, de echo vimos que se trata de una cala muy familiar.

2. Fotos de Na Macaret

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Día 5 - Cala Macarella

Esta vez fuimos por la tarde a la playa. por la mañana nos dedicamos a visitar la Naveta des Tudons y la ciudad de Ciutadella de Menorca. No sabiamos a que playa ir. Nos contaron que en Menorca, lo ideal es que si sopla viento del norte se vaya a las playas del sur y viceversa, porque así las aguas están menos removidas y más limpias.de algas. Estuvimos escuchando toda la mañana la radio durante el viaje para ver si decían de dónde procedía el viento, pero res de res. Así que lo hicimos a la aventura... a pito, pito, gorgorito... y como siempre ocurre en esta vida... ley de Murphy... erramos. Elegimos en el sur Cala Macarella.

Localización de Cala Macarella

1. Localización de Cala Macarella

Cala Macarella pertenece al municipio de Ciutadella, en la vertiente sur y a la que se llega por una carretera por la que más vale no tener prisa. Con un solo carril, su estado va desmejorando a medida que nos acercamos a la cala, aunque cada pocos metros hay pequeñas zonas habilitadas para que en caso de encontrar un coche de frente, uno de los dos pueda permitir el paso del otro (eso si no aparece uno de la nada en una curva de 90º, que las hay). La parte final es la peor siendo de piedra y arena y muy irregular, pero con calma es superable.

Camino a Cala Macarella

2. Parte asfaltada de acceso a Cala Macarella

Al llegar, un voluntario nos indicó que existían dos parkings, uno gratuito y otro que costaba 5 €. La diferencia es que el de pago te deja a 10 minutos de la cala y tiempo ilimitado y el de pago a 30 y cerraba a las 7 de la tarde. Elegimos pagar e ir con tiempo.

3. Fotos de Cala Macarella

El aspecto de Cala Macarella es similar al de Cala Mitjana, en cuanto a color de arena y aguas aunque es algo más pequeña de longitud y curiosamente también tiene una cala hermana menor llamada Cala Macarelleta a la que se accede por un camino que bordea la roca del lado derecho, bastante alto, estrecho y pegado al acantilado. Por el camino hay unas cuevas naturales que estuvieron habitadas por gente hace algunos años que se las apropiaron, hasta que el gobierno balear las decretó como zona protegida y las desalojó, aunque aún se ven pintadas en su interior, una salida de humos construida de forma casera y restos de fogatas.

              

4.1. Acceso a una de las cuevas - 4.2. Interior

4.3. Vista desde la entrada

Cala Macarelleta está todavía más escondida y sus aguas más protegidas del viento que hacía, por lo que estaba mejor para bañarse que Macarella, llena de algas. Tal era el viento que cuando llegamos había bandera amarilla y luego la cambiaron a roja. En Macarella sí hay socorristas y hay un bar justo en la entrada. Pero a pesar del tiempo, el entorno es espectacular como se puede observar en las fotos.

Cala Macarelleta

5. Cala Macarelleta

 

Día 4 - Cala Mitjana

Y el cuarto día llegamos a la primera de las calas en estado salvaje que visitamos.

Localización de Cala Mitjana

1. Localización de Cala Mitjana

Cala Mitjana pertence al término municipal de Ferreries y tiene acceso en coche, pero el número de vehículos que pueden pasar está limitado, por lo que si no eres muy madrugador, puede que tengas que acceder andando... como nos ocurrió a nosotros.

Al llegar, el parking estaba ya cerrado por lo que tuvimos que dejar el coche en la entrada a la urbanización de Santa Galdana y hacer andando por carretera (con un sol de justicia) el tramo hasta el parking (unos 10 minutos) y luego bajar por el camino hasta la cala (unos 25 minutos). Afortunadamente parte del camino era bajo la sombra de los árboles, pero pensar que había que hacer el camino a la inversa, con el cansancio y el hambre (fuimos tan listos de no llevarnos un triste sandwich) era descorazonador, pero valió la pena. El entorno es espectacular, la vegetación (pinares) llega casi a tocar con el mar.

2. Fotos de Cala Mitjana

Arena fina y blanca, aguas turquesas y una cala gemela más pequeña llamada Cala Mitjaneta a la que se accede por un camino que bordea las rocas de muy fácil acceso dónde se podía encontrar mayor tranquilidad. En el parking si hay vigilancia, pero no hay socorristas ni bares ni nada de nada, afortunadamente para paliar nuestro error de no llevar comida apareció un hombre con una carretilla que vendía fruta fresca, sandías, melones, piñas y cocos, por lo que pudimos comer algo que nos permitió quedarnos más tiempo. Luego cuando fuimos a recoger el coche fuimos hasta Santa Galdana a comernos un par de bocatas en condiciones y ver Cala Galdana a la que volvimos algún día después y ya comentaremos.

Cala Mitjaneta

3. Cala Mitjaneta

 

Día 3 - Platja de Sant Adeodat

Y continuábamos con nuestro viaje hacie el oeste de la isla por la costa sur para llegar a un grupo de tres playas consecutivas y prolongación natural de Sont Bou, en la urbanización de Sant Tomàs, perteneciente al término municipal de Es Migjorn Gran. Son Sant Tomàs, Sant Adeodat y Binigaus.

Localización de Sant Adeodat

1. Localización de Sant Adeodat

Nos quedamos en la del medio (Sant Adeodat), puesto que estaba vacía y eso nos permitía estar en primera línea de playa, aunque no era dificil porque la anchura de la zona de arena era mínima. Leímos más tarde que esta playa y Binigaus están tratando de regenerarlas puesto que en los últimos años se ha perdido gran cantidad de arena debido a la subida del mar (calentamiento global), por eso solicitaban a los bañistas que sacudieramos bien las toallas de arena al marcharnos para evitar la mayor pérdida de arena posible. Esta playa realmente está un poco apartada del complejo hotelero de Sant Tomàs y seguramente por eso estaba más vacía, pero lo cierto es que nos encantó el echo de no tener gente alrededor. Lástima que cuando volvimos de dar un paseo por las playas vecinas teníamos a una familia casi encima de nuestras toallas y lo peor es que había bastante zona de arena libre. Debían de ser urbanitas y por eso necesitarían sentirse apretujados... quien sabe...

2. Fotos de la Playa de Sant Adeodat

A la playa de Sant Tomàs volvimos otro día, pero a Binigaus no, por lo que la comento también aquí. Del grupo de tres playas era la más virgen, pero a su vez la que mayor pérdida de arena había sufrido, estando el extremo este con el mar que tocaba directamente las rocas, pero aún así nos pareció espectacular. Ocurre también que al no tener acceso directo por la carretera, sino que había que llegar a ella caminando, también había menos densidad de gente y mayor concentración de nudistas.

Playa de Binigaus

3. Playa de Binigaus

Día 2 - Platja de Son Bou

El segundo día estuvimos en la playa de Son Bou, perteneciente al término municipal de Alaior (o Aló como dicen los menorquines).

Localizácion de la playa de Son Bou

1. Localización de Son Bou

Son Bou es la playa más grande de Menorca, con una longitud de cuatro kilómetros de arena blanca y fina y con zonas diferenciadas designadas para el baño, deportes náuticos y para nudistas (en la zona más oeste). En el extremo este existe los restos de una basílica paleocristiana del siglo V y unas marismas en las que conviven varias especies de aves acuáticas. En esa parte la anchura de la playa es mayor y a medida que vas hacia el oeste la es cada vez menor.

La zona de las dunas está protegida para la regeneración de estas, pero existe un camino señalizado y marcado con estacas y cuerdas que permiten recorrer todo el largo de Son Bou entre la zona dunar y cada equis metros hay accesos a la playa realizados con pequeñas pasarelas de madera que permiten atravesar las dunas sin pisarlas.

Nos gustó mucho esta playa por sus dimensiones, su arena y el color claro del agua, aunque en ciertas zonas se almacenaba mucha posidonia y en otras el fondo marino eran piedras, pero en cuatro kilómetros da para que cada uno encuentre su zona preferida.

2. Fotos de Son Bou

Día 1 - Platja de Punta Prima

El primer día fuimos a la playa más cercana de el lugar en el que estábamos alojados. Después del viaje, el madrugón, el retraso de la entrega del coche en alquiler, optamos por lo que estaba más a mano.

Punta Prima es una urbanización perteneciente a Sant Lluis, localizada en el suroeste de la isla.

Localización de Punta Prima

1. Localización de Punta Prima

La playa de Punta Prima está muy frecuentada principalmente de los veraneantes que residen en esta urbanización. Es una playa de arenas blancas y abierta al mar. Pero una serie de corrientes hace que sea un lugar en el que se almacenan muchos restos de posidonia (el alga característica del Mediterraneo), por lo que en nuestro ranking de playas y calas queda en última posición, dado que el entorno tampoco tiene nada de particular a excepción de la Torre de Son Ganxo, una de las antiguas torres de vigilancia, y la Illa de l’Aire, situada justo enfrente y que es el lugar de origen de la sargantana autóctona balear.

Vista global de la playa de Punta Prima

2. Vista desde el aire de la Platja de Punta Prima

Illa de l’Aire

3. Illa de l’Aire

Menorca

Pues estas vacaciones, de las que desafortunadamente ya estamos de vuelta, las hemos pasado en Menorca. En doce días hemos hecho más de 1.300 km por carreteras de toda índole (Menorca tiene unos 45 km entre Maó y Ciutadella que son los dos extremos) que nos han doctorado en la conducción de vehículos. Cada día una playa o cala distinta y solo repitiendo una, que en ambas ocasiones hicimos una playa por la mañana y esa cala por la tarde.

Menorca

A parte de playas, monumentos megalíticos, visita a ciudades y cultura gastronómica (que no falte) han sido unas vacaciones de esas cansadas por que no paras, pero que desconectas del día a día perfectamente.

En los próximos días iremos comentando todas y cada una de las playas y calas en las que hemos estado.

Arrivederci Roma!

Bueno, ahora quién se cree que el post anterior era de coña...

Ah! es verdad, también compramos esto...

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Buongiorno Roma!

Finiquitamos Japón para irnos a Roma!!!!

Buongiorno Roma!

Buongiorno Mulino Bianco!

Buongiorno Barilla!

Buongiorno Capuccino!

Buongiorno buccatini all’amatricciana!

Buongiorno spaghetti alla carbonara!

(parece que solo vamos a comer, jejeejej)

 

Finiquetemos Japón!

Pues eso! que tenemos el blog parado por culpa de contar el último día en Japón.... el último día lo dedicamos a compras varias  cuando volvimos del Ryokan. Para cenar el último día escogimos la tabernilla dedicada a los yakitori (pinchos de pollo) de la calle en donde vive mi hermano, el mismo sitio en donde cenamos el primer día, cerrando así el círculo. Un sitio regentado por unos chicos locos que  desde el primer día con solo con pasar delante del local nos saludaban efusivamente... hay que decir que conocen bastante a mi hermano y nos los presentó el primer día, y de todas maneras 2 occidentales pasando día sí y el otro también durante tres semanas da para que te conozcan...

La carta os dará una idea del local... (o no)

Para finalizar recordaros que seguimos colgando fotos en flickr, en el álbum de Japón.  Y que de tanto en tanto subiermos post de curiosidades....

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres