Blogia
Caro Diario

Postres de Pascua

Ambos dos: Esta Semana Santa nos hemos puesto los delantales y nos hemos sumergido entre fogones, platos, cucharas de palo e ingredientes varios para elaborar dos postres típicos de esta festividad, las torrijas y la mona de pascua. Cada uno elaboró el típico de su zona y el otro ejercía de pinche. El resultado fue bueno, ambos pasaron la prueba de nuestros paladares y volveremos a repetir experiencia. Os dejamos una pequeña historia sobre cada uno de ellos.
 
Torrijas: él/lui
Es un postre que data desde la Edad Media, típico de Madrid, Castilla y León, Castilla La Mancha y La Rioja; Es el clásico postre de gente humilde, en el que se aprovecha el pan endurecido por el paso de los días y tras un baño de leche, se fríe y se obtienen las jugosas torrijas.
Se dice que fue una solución que empezó en los conventos para luego extenderse a los hogares más humildes. Se consideraba que era la equivalencia a la resurrección de Cristo, dado que el pan es el cuerpo de cristo y tras morir (endurecerse y resultar casi incomestible) se le aplicaba un baño y una fritura que simbolizaba el sufrimiento en la cruz. Al finalizar, se obtenía el pan resucitado en forma de torrija.
Generalmente se hace hirviendo leche con azucar, una rama de canela y cáscara de naranja o de limón. Cuando se enfría la leche, se sumergen las torrijas durante unos 30 o 45 minutos y después se pasan por huevo y se frién hasta que se doran y se sirven templadas o frías.
Hay distintas formas de acompañarlas, ya sea con azucar y canela espolvoreada por encima, salpicadas con agua con miel, bañadas de nuevo en leche o acompañadas con un poco de mermelada. Nuestra sugerencia probada esta Semana Santa es con mermelada de castañas. Este fue el resultado del proceso sin el acompañamiento.

Mona de pascua: ella/lei
Es un pastel con una figura o huevos de chocolate que el padrino regala al ahijado o ahijada el domingo de resurección o el lunes de pascua. Por la red hay montones de páginas que hablan de la mona de pascua, sus orígenes, las diferentes tradiciones y variedades de mona que se hacen en Valencia, Aragón y Catalunya… el paso del tradicional rosco con huevos duros (tantos como la edad del ahijado) hasta las espectaculares esculturas de chocolate que pueden encontrase en las pastelerías actualmente...

Por eso, solo quiero mostraros mi primera mona, regalada por mi padrino (que es mi tío y estaba haciendo la mili), y la última hecha por nosotros. Aquí las teneis.

 

 


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Ferran -

Aquest any no he menjat mona. És el que té escapar-se a Berlín; no es pot tenir tot :-)
Això de les "torrijas"... no les he provades mai però la veritat és que llegir-ne la composició i veure-les m'han fet venir ganes. Deuen ser boníssimes!

Cristina -

Si, encara no hem penjat l'altra foto, paciència...

Amadeu -

Ei, nomes hi ha una mona!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres