Blogia
Caro Diario

The Chameleons en Madrid (08/11/2000)

ÉL/LUI: Este es un artículo que escribí para un fancine y que he decidido reciclar. Se trata del concierto de un grupo muy desconocido pero mi preferido. Tuve la suerte de poder verles, porque cuando les conocí, ya se habían separado y esta fue mi crónica:

The Chameleons en Madrid

Después de 13 años por separado, los componentes de la banda formada en Middleton en 1981, se unieron hace unos meses para hacer una serie de conciertos en una pequeña sala cerca de Manchester y debido al gran éxito, le siguieron uno en el Mancheter Academy y otro en el Shepherd Bush Empire de Londres, y en todos ellos hubo un lleno absoluto. Gente de todo el mundo no quería perderse la que pudiera ser la última oportunidad de verles en directo, pero a estos conciertos le siguió la preparación de un nuevo disco para principios del 2001 y una gira europea.
Ayer, le tocó el turno a Madrid, (además de Girona, Valencia, Palma de Mallorca, Barcelona, Zaragoza y Bilbao en nuestro país), en la sala Moby Dick.
La cita era a las 22:30h, y el local ya estaba casi lleno al completo; los teloneros, Psychoine, se retrasaron 10 minutos, pero dieron muestras de porqué fueron elegidos para acompañar por nuestro país a The Chameleons.
Al empezar su actuación, el público se mostraba un poco frío, formando círculos de gente, con cerveza en mano, pero a medida que avanzaba, la gente les prestaba mayor atención. Con guitarras al más puro estilo de The Jesus & Mary Chain, supieron crear un ambiente propicio, como antesala del plato fuerte de la noche.
Eran ya las 23:30h y el local estaba completamente lleno, mientras, en el escenario se estaban terminando de colocar los instrumentos de la banda de Manchester; 15 minutos más tardaron en salir por fin al escenario, con la sorpresa de un nuevo miembro en la formación, mientras un grupo de gente detrás de nosotros gritaba “camaleones, camaleones”.
Mientras cogían sus herramientas de trabajo, nos preguntábamos con que canción daría comienzo el concierto: Silence, Sea and Sky o por el contrario Swamp Thing; finalmente, después de un “Hola Madrid”, fue esta última la que abrió el show, con un Dave Fielding perfecto a la guitarra y un Mark Burgess sin duda en plena forma. Para la gente que jamás habíamos visto a la banda británica en directo, su música (olvidada por demasiada gente) no hizo más que confirmar lo que ya sabíamos, 13 años desperdiciados (no del todo, como el primer álbum de The Sun and The Moon) pero que valieron la pena esperar.
Le siguieron cuatro canciones de su primer larga duración, Script of the Bridge, la magnífica A Person Isn’t Safe Anywhere These Days, la dedicada a John Lennon Here Today, Monkeyland (la primera canción que el cronista escuchó) y Pleasure And Pain. A continuación pasaron a Soul In Isolation de su tercer álbum Strange Times y volvieron al primero con la pesimista Less Than Human.
El sonido hasta el momento era perfecto, y Mark se entregaba con fuerza en las canciones, sobretodo en Monkeyland y en A Person..., Dave, muy serio todo el concierto, bordaba cada acorde, Reg Smithies coordinaba perfectamente teclados y guitarra, mientras John Lever manejaba perfectamente la batería y el nuevo componente, Kwasi, los yenbes y la pandereta.
Llegaba entonces la primera canción de su segundo LP, What Does Anything Mean? Basically, On The Beach, pero una versión que costó reconocerla. Le siguieron Caution, la impresionante Second Skin, la deseada Perfume Garden, y después su primer single publicado, la poderosa In Shreds. Para acabar la primera parte del concierto, tocaron una canción del próximo álbum, que verá la luz a principios del 2001, que de momento desconocemos el título. La canción, muy enérgica, es un magnífico aperitivo para lo que nos viene a las puertas del siglo XXI.
Llegaba la clásica despedida, para descansar un momento y reaparecer para deleite de los espectadores, mientras el público gritaba los títulos de las canciones que querían oír.
Finalmente salieron de nuevo y empezaron con una de las nuevas canciones incluida en el recopilatorio Strip, Indian, en la que Kwasi completaba con coros, y posteriormente One Flesh, bordándola en todos los aspectos y finalmente introduciendo una improvisación de Kwasi en estilo Dub que acabó por convertirse en el Could You Be Love de Bob Marley, dejando al público maravillado.
La insistencia del público con Don’t Fall tuvo sus frutos casi al final del concierto, y acabaron, como viene siendo habitual en toda la gira, con Splitting In Two.
Una vez acabado el concierto, había que llevarse alguna prueba de nuestra presencia en tal evento, y en la barra del local, una parte se reservó para la venta de merchandising (vivir para ver) regido por la esposa de Mark y nos hicimos con sendos posters de la gira.
La nota crítica de esta crónica va dirigida a los medios de comunicación que obviaron completamente la gira de la banda de Manchester, salvo el diario 20 Minutos, el único en el que apareció un artículo de media columna, en el que reconocían la importancia que tuvo la banda en su momento y ensalzaban sus tres magníficos álbumes.
Incomprensible es que un periódico como El País no hiciese referencia alguna en su suplemento Tentaciones, a la gira española, que recordamos que ha pasado por siete ciudades, o la cadena de radio, Radio 3, que se comentó simplemente en un breves, de uno de sus espacios. No obstante, probablemente, parte del encanto de esta banda, es ser un grupo de culto. Mientras, esperamos con impaciencia la llegada del nuevo siglo, y la completa resurrección de The Chameleons.


Desgraciadamente solamente sacaron un disco nuevo, un directo y un acústico y se volvieron a separar volviendo a sus proyectos individuales, pero a pesar de ello, regalaron a los incondicionales un par de años de buena música.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

siuxi77 -

Me he quedado alucinada.!los chameleons mi grupo favorito tocaron en Madrid y yo me los perdiiiii!una banda que casi nadie conoce pero quien los escucha se enamora para siempre de su musica.Me encantaria conocer gente que comparte la misma pasion por los chameleons que yo.siuxi77@yahoo.es

Pedro Vila -

Yo estuve en algunos de los conciertos de la gira,Barcelona y Girona. Buenos recuerdos. Una pena que se han separado para siempre.
Yo tambien tengo una pagina dedicada a Dave Fielding [En Ingles por eso]
http://www.freewebs.com/thereegs

saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres